log in

Noticias

Martes, 25 Abril 2017 00:59

Allan Holdsworth (1946-2017): Adíos al hombre de los raros acordes

Written by VHF
Rate this item
(0 votes)


 

Durante más de cuatro décadas, Allan Holdsworth representó el virtuosismo del jazz fusión acompañando a grandes músicos y agrupaciones como Nucleus, Tempest, Soft Machine, The New Tony Williams Lifetime, Jean-Luc Ponty, Bill Bruford, Pierre Moerlen’s Gong, Stanley Clarke, Chad Wackerman, Gordon Beck y U.K., entre otros. Su carrera solista, que abarca unas 12 grabaciones de estudio y varias en vivo, destacó por el vasto conocimiento musical, el uso de acordes inusuales y unos ‘solos’ tan especiales como las escalas sobre las cuales, con gran habilidad, los empleaba. Uno de esos ‘solos’ que con nostalgia recuerdo fue el de “In the Dead of Night”, junto a aquel estelar cuarteto que conformó con otros tres virtuosos como Bill Bruford, Eddie Jobson y John Wetton, colectivamente conocidos como U.K. Su sonido prolongado, además de lo antes dicho, fue motivo de inspiración de grandes como Robben Ford, Alex Lifeson, Frank Zappa, Richie Kotzen, Greg Howe, Eddie Van Halen e incluso noveles como Kurt Rosenwinkle.

Ya hacia los 80 su colaboración con el legendario pianista inglés de jazz, Gordon Beck, sería significativa pero con baja resonancia en este lado del mundo. El siguiente paso fue como líder de False Alarm donde tocó con el baterista Gary Husband y el bajista Paul Carmichael. El trío pasaría a llamarse I.O.U (siglas que fonéticamente resulta decir ‘te debo’) con la inclusión del cantante de Tempest, Paul Williams. Tras esa experiencia lanzó al mercado su homónimo álbum debut en 1982 y desde entonces su carrera fue en constante ascenso formando parte de los grupos antes mencionados y junto a grandes del jazz fusión como los bateristas Chad Wackerman y Billy Cobham, el violinista Didier Lockwood y el teclista David Sancious. Cuatro años después, editó Atavchacrón (1986) álbum donde estrenó el uso del SynthAxe, un controlador MIDI con apariencia de guitarra pero con un brazo inclinado unos 30º y que representó por más de una década el distintivo sonido Holdsworth.

Fin de siglo a tope

Durante los 90, Holdsworth colaboró con otro virtuoso de la fusión, el guitarrista Frank Gambale (Chick Corea Elektric Band), y también brevemente con la agrupación Level 42, además de tocar en los dos primeros álbumes de Chad Wackerman. En otro paso innovador el guitarrista inglés usó una guitarra barítono que puede apreciarse en su álbum de esta década titulado Wardenclyffe Tower (1992), esencialmente, como sus otros trabajos, instrumental. Uno de los mejores discos solistas fue el siguiente, Hard Hat Area (1993), para el que conformó una banda de altos quilates con Steve Hunt (teclados), Skuli Sverrisson (bajo) y Gary Husband (batería).

Uno de sus trabajos más potentes y con sonido más pesado fue la colaboración con los músicos suecos, los hermanos Jens y Anders Johansson, Heavy Machinery (1996), publicado el mismo año que su décimo disco solista, None Too Soon. A partir de aquí su actividad en estudio decrecería, mientras su presencia en tarimas aumentaba.

Nuevo milenio: el Holdsworth de los shows en vivo

Holdsworth recibió el milenio con The Sixteen Men of Tain (2000), dos trabajos en vivo y un recopilatorio. Durante este período también giró por Norteamérica y Europa, grabando además  para el álbum Mythology (2004) de Derek Sherinian  y el álbum  Quantum (2007) de esa excelente banda de metal progresivo llamada Planet X.  En esa segunda mitad de esa primera década del siglo 21, Allan Holdsworth también tocó con varios de los músicos más prominentes de la fusión como el bajista Jimmy Haslip y el pianista Alan de Pasqua, pero sería el cuarteto HoBoLeMa junto a Tony Levin, Pat Mastelotto y Terry Bozzio uno de sus proyectos más ambiciosos por su naturaleza basada en la improvisación, el cual llamó la atención de la audiencia progresiva local dada la relevancia de sus integrantes.

Holdsworth: el menos conocido de los grandes guitarristas

Si bien el orbe guitarrístico cuenta con innumerables hitos de gran repercusión a través de las décadas, todos reconocen el vasto conocimiento musical de Allan Holdsworth y  su indudable virtuosismo y estilo que le coloca en un envidiable lugar, que si bien no logró captar la atención de la audiencia promedio se ganó a plenitud el respeto de sus colegas. Aunque Allan transitó el camino de la vanguardia a través de la fusión, resalta el hecho de tener entre sus principales influencias a célebres guitarristas como Joe Pass, Django Reinhardt, Wes Montgomery y Charlie Christian pero también saxofonistas como John Coltrane, Michael Brecker, Charlie Parker y el hard bopper Cannonball Adderley.

La desaparición física de Allan Holdsworth sorprende dejando un vacío profundo entre sus seguidores y colegas por igual. Amante de la cerveza y el ciclismo, nos deja a sus 70 años un legado donde cada grabación es una lección a estudiar por las nuevas generaciones de guitarristas. Sus progresiones de acordes y frases inesperadas que parecen construir melodías a partir del caos, siempre quedarán en mi memoria de melómano y ejecutante.

 

Additional Info

  • MSRP: price
  • Genre: Action

Visitas

055638
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
142
88
2544
48710
15429
18367
55638

Your IP: 54.198.19.184
Server Time: 2017-05-27 07:55:24